1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

Desde las profundidades de los océanos, los descubrimientos que se realizan en ellas se preservan perfectamente para que podamos sorprendernos al encontrarlas. Debido a las condiciones únicas del mar, las cosas se conservan extraordinariamente, ya que en otras condiciones se hubieran deteriorado. A continuación te mostramos algunos ejemplos de ello. 

 

1.- El Testaferro del monstruo de mar

En 2015, la figura decorativa aterradora del buque de guerra danés del siglo 15: Gribshunden, fue traído de vuelta a la superficie. El Gribshunden, o "perro de agarre," había estado en el fondo del mar Báltico desde 1495, y la figura decorativa que muestra es una imagen que sin duda infundió temor en los corazones de otros navegantes. Parece ser un monstruo marino que lleva una cara de dragón y compuesto simulando diferentes partes de animales. 

No está claro qué significa pero el Gribshunden sirvió como el buque insignia de King Hans de flota real de Dinamarca hasta que se incendió frente a la costa de Suecia, mientras que el rey Hans estaba tratando de negociar una unión política entre otros países escandinavos. Desde entonces, los restos se ha mantenido bajo el océano, pero su figura decorativa fue traída de vuelta después de que unos buzos lograran levantar el artefacto de las profundidades.

2.- Los primeros habitantes de América

Cuando un pozo situado cerca del río Aucilla de Florida fue examinado en los últimos años, los buzos hicieron descubrimientos extraordinarios: evidencias de ocupación humana más de 1.000 años antes de lo que se pensaba anteriormente. Ese mismo socavón había sido examinado en algunas otras ocasiones desde 1983 hasta 1997, pero los resultados, principalmente, un colmillo de mastodonte que tenía marcas que presuntamente podría haber hecho un humano, eran demasiado ambiguos para aportar conclusiones reales. 

Sin embargo, desde 2012 hasta 2014, se encontraron artefactos notables que eran innegablemente humanos: herramientas de piedra, huesos y un bifaz, que es una especie de cuchillo humano primitivo. Parece que los pueblos antiguos pueden haber intentado secuestrar un mastodonte en el lugar, lo que no era más que un pequeño estanque en ese momento. Todos estos hallazgos se remontan alrededor de 14.550 años, unos 1.000 años más que los clovis, los habitantes más tempranos demostrables de América del Norte.

3.- Los buques del archipiélago Fourni 

El archipiélago Fourni es un pequeño y relativamente insignificante conjunto de islas griegas, pero en los tiempos antiguos, sirvió como uno de los lugares más importantes para el comercio marítimo. Hay tantos naufragios históricos en el archipiélago Fourni que se ha referido como la "antigua capital naufragio del mundo." 

Desde 2015, se han descubierto 22 naufragios de la Antigüedad griega en el archipiélago Fourni. Los restos de naufragios van desde los años 480 a 700 aC hasta tan tarde como el siglo 16. Estos restos han producido muchos artefactos y han arrojado luz sobre la vida de un marinero hace cientos de años. Retrocediendo en el tiempo, no hay asentamientos importantes en esa zona, lo que significa que seguramente este archipiélago se utilizaba como una especie de centro de transporte marítimo entre Grecia y otros países. Ya que muchos barcos pasaron por la zona, y por ello, quizás ocurrieron muchos naufragios, se estima que sólo se producía un naufragio cada 100 años.

4.- Los huesos gigantes de Madagascar

En Madagascar, se encontraron tumbas prehistóricas bajo el agua que contienen los fósiles de los animales gigantes que alguna vez dominaron la isla. Entre estos fósiles se encontraron los restos de una especie extinta de lémur que pesaba tanto como 15 veces sus parientes de hoy en día, las aves de elefantes del tamaño de jugadores de baloncesto, y enormes tortugas. 

Tres cuevas inundadas ubicadas en el Parque Nacional Tsimanampetsotsa mostraron una enorme cantidad de huesos que representan a miles de años de historia de Madagascar. Una de las cuevas estaba tan llena de fósiles que cada vez que los buzos llegaban a la cueva se encontraban con nuevos huesos, el más importantes es el Archaeoindris una especie de lémur del tamaño de los gorilas. La teoría más obvia de por qué se encontraron esta megafauna de Madagascar en las cuevas, es que no fueron perseguidos por la llegada de los seres humanos. Muchas especies se escondieron para evitar ser cazados, pero durante los últimos milenios, la mayoría fueron exterminados.


 

Otros artículos que pueden interesarte:

Si quieres cooperar para que losmasraros.com siga culturizando e investigando, por favor haz un donativo.