1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

Cada año, los estadounidenses celebran el famoso día de Acción de Gracias el cuarto jueves de noviembre. Se supone que debe ser una ocasión para dar gracias, pero a veces esta fecha queda marcada por crímenes sin resolver y desapariciones. En algunos de estos casos, las víctimas estaban planeando pasar Acción de Gracias con sus seres queridos antes de que las cosas se torcieran y acabaran de la peor manera posible. 

 

1.- El maletín bomba de la familia de Blount 

El 28 de noviembre de 1985, Joe Blount iba a pasar Acción de Gracias con su familia en su caravana en Lake Worth, Texas, cuando su hija de 15 años, Angela, encontró un maletín en el porche. Cuando lo abrió, una bomba estalló, matando a Joe, Angela, y su primo de 18 años de edad, Michael Columbus. En 1999, un hombre llamado Michael Toney fue condenado a muerte por dicho asesinato. 

La principal evidencia contra Toney fue el testimonio inconsistente de su ex esposa y ex mejor amigo, que afirmaron que lo vieron colcando la bomba. La culpabilidad de Toney fue puesta en duda una vez que se descubrió que la fiscalía ocultó pruebas. Toney fue puesto en espera de ejecución en septiembre de 2009, pero murió en un accidente de camión sólo un mes más tarde. El bombardeo de la familia de Blount es oficialmente un misterio sin resolver. 

2.- La desaparición de Karen Mitchell

El 25 de noviembre de 1997, con 16 años de edad, Karen Mitchell estaba fuera de la escuela durante las vacaciones de Acción de Gracias. Después de salir de la tienda de su tía en el centro comercial Bayshore, en Eureka, California, Karen se dirigió a su lugar de trabajo, pero desapareció sin dejar rastro. Un testigo dijo haberla visto subir en un sedán azul conducido por un posible hombre blanco sospechoso. 

Un posible sospechoso es Robert Durst, el excéntrico millonario que aparece en la serie documental de HBO The Jinx. Se cree que él es responsable de la desaparición en 1982 de su esposa, Kathleen Durst, y actualmente está en espera de juicio por el asesinato de Susan Berman, en el año 2000, en Los Ángeles. Las autoridades han tratado de vincular Durst a otros crímenes sin resolver. Los registros de las tarjetas de crédito le colocan en Eureka en el día Karen desapareció. También coincide con la descripción del conductor del sedán azul, pero por el momento, nada vincula de manera concluyente a Durst con la desaparición.

3.- El asesinato de John H. Woodruff

En 1919, John H. Woodruff trabajó como un protector en el Condado de Schenectady, Nueva York. El 27 de noviembre, Woodruff dejó su casa para pasar el Día de Acción de Gracias patrullando la zona. Nunca regresó, ni se encontró ningún rastro de él. El 4 de abril de 1921, se encontraron los restos de Woodruff enterrados debajo de las piedras en un agujero poco profundo cerca de un arroyo. 

La mitad superior entera del cráneo de Woodruff fue extraído, lo que indicaba que había sido golpeado en la cabeza con un objeto grande. Según la esposa de Woodruff, este había recibido una carta de amenaza meses antes de su muerte, pero la había destruido sin revelar su contenido. En el día de su desaparición, un testigo dijo haber visto Woodruff discutir con un hombre no identificado antes de que entraran en el bosque, donde finalmente fue encontrado. Después de casi un siglo, el asesinato de John H. Woodruff sigue sin resolverse.

4.- La desaparición de Cynthia Alonzo

El 25 de noviembre de 2004, con 48 años de edad y residente de Oakland, Cynthia Alonzo dijo a sus vecinos que iba a visitar a su madre para la cena de Acción de Gracias. Ella fue vista por última vez al entrar en un vehículo conducido por su novio, Eric Mora. Cynthia no llegó nunca a casa de su madre y jamás volvió a ser vista. En ese momento, se turbó la relación entre Cynthia y Eric. Cuando la policía interrogó a Eric, se dieron cuenta de arañazos en las manos y encontraron restos de sangre de Cynthia en su casa. 

En 2012, Eric fue condenado por el asesinato de Cynthia, en gran parte por el testimonio de un informante de la cárcel que afirmó Eric confesó el crimen. No obstante, en marzo de 2016, su condena fue anulada debido a que su defensa no se le permitió presentar pruebas en su juicio, y refirió que habría otros posibles sospechosos en la desaparición de Cynthia. Eric Mora se encuentra a la espera de un segundo juicio. El cuerpo de Cynthia Alonzo nunca ha sido encontrado.


 

Otros artículos que pueden interesarte:

Si quieres cooperar para que losmasraros.com siga culturizando e investigando, por favor haz un donativo.