Misterios de civilizaciones antiguas recién descubiertos
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

Al ritmo actual de descubrimientos, pronto prácticamente no habrá misterios que queden por resolver, dejando todo tipo de científicos desempleados. Es mentira, las civilizaciones antiguas han dejado un montón de cosas y trabajo misterioso que siempre se puede desvelar. 

 

1.- La caída de Cahokia

Hace unos 1.000 años, Cahokia era la ciudad más grande de América del Norte, compuesta por unos 120 montículos esparcidos en más de 15 kilómetros cuadrados en la llanura adyacente del poderoso Mississippi. En un momento, la ciudad contaba con una población de 20.000 personas, más grande que Londres y que otros centros europeos prominentes. Algunas estimaciones dicen una cifra aún más impresionante, nombran que había 40.000 habitantes dentro de su antigua ciudad. 

El asentamiento estaba hasta hace unos 600 a 700 años, cuando su población, ya en declive y recuperándose de las luchas políticas inherentes a otras civilizaciones aparentemente fue diezmada por un misterioso desastre natural. Ahora parece que una serie de grandes inundaciones tenía la culpa. 

El descubrimiento fue algo accidental. Los investigadores estaban dragando los sedimentos del lago de herradura cerca del epicentro de la ciudad. Fueron en busca de restos fósiles, artefactos y polen para medir el alcance de la actividad humana en Cahokia.

Pero a su vez, encontraron evidencias de numerosos eventos de inundaciones pasadas, que ocurrieron con regularidad antes de que Cahokia fuera fundada. Las inundaciones tomaron una pausa y luego regresaron con una venganza en la época en que la población disminuyó. 

2.- El cráneo de la Otranto

En 1480, la ciudad italiana de Otranto fue invadida por las fuerzas otomanas, que saquearon la ciudad y asesinaron a la mayoría de los hombres adultos. Se pidió a los 800 hombres restantes que renunciaran a su fe cristiana. Después de negarse, eran obligados a marchar fuera de la ciudad y sumariamente decapitados. La mayoría de las mujeres y los adolescentes también fueron asesinados, el resto se convirtieron en esclavos. 

En 1771, los abstencionistas fueron beatificados como los "mártires de Otranto" y ahora son honrados como santos patronos de la ciudad sitiada. Varios siglos después, los cráneos pertenecientes a los mártires están ahora en exhibición en la Catedral de Otranto. Pero por extraño que parezca, alguien ha perforado 16 hoyos en uno de los cráneos. 

Afortunadamente, parece que los agujeros se añadieron mucho después de la muerte para recoger los residuos. Y es que, el polvo de hueso fue una vez un remedio utilizado para males diversos, y sólo podemos imaginar que este polvo de hueso santo fue considerado como óptimo para utilizarse en dichos remedios. De hecho, las herramientas utilizadas para el procedimiento parecen ser diseñadas específicamente para obtener polvo mediante la pulverización de materia ósea.

3.- Monedas extrañas

Los antropólogos descubrieron un antiguo mundo cuando encontraron una horda de monedas en forma de rara en un sitio de excavación en Ziyaret Tepe, Turquía. Con formas desde pirámides hasta los sombreros de magos, las monedas de arcilla sirven como marcadores de oficios en la antigua ciudad de Tushan.

Estas eran un estándar antes de la llegada del texto escrito. Pero a partir del año 3000 aC, desaparecieron de la historia. Sin embargo, el arsenal descubierto recientemente en Turquía se remonta a alrededor del año 1000 aC, cuando la escritura cuneiforme estaba en pleno apogeo. A pesar de ello, parece que la gente todavía las intercambian.

Las fichas se utilizaron hábilmente en un sistema en todo el imperio de la administración para catalogar muchos bienes y recursos de la nación neoasiria. Como muchos agricultores, pastores y otros obreros todavía eran inexpertos en la palabra escrita, las monedas ofrecían la forma más eficiente para realizar un seguimiento del ganado. Estos números fueron tabulados en tablas cuneiformes por funcionarios de la ciudad alfabetizadas que registraron las puntuaciones de los productos que entraban por las puertas de la ciudad.

4.- Código Jotunvillur

Los cripto-antropólogos acaban de conocer un código de vikingo de la Baja Edad Media que estaba sin resolver desde hacía muchos años. Esto ocurrió gracias a una miniatura de la piedra Rosetta, un simple grabado en el que dos personas registraron sus nombres en tanto en lengua rúnica como con el código.

Nerviosos ante la posibilidad de descifrar el secreto cuidadosamente guardado, los investigadores se toparon con una broma que tendría unos 800 años de edad. El mensaje decía "Bésame." 

Al parecer, la escritura codificada se utilizaba de manera muy diferente en el pasado, para la educación y el disfrute en lugar del secretismo. 

Esto era especialmente difícil para el código jotunvillur, que por su naturaleza hace que los mensajes sean completamente ambiguos. Los caracteres deseados (runas) son cambiados por el último sonido del nombre. Por ejemplo, Maor (o "m") se convierte en "r". En general, el código jotunvillur no revela nada de importancia crítica, sólo una mirada divertida en algunas travesuras de los vikingos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar