1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

La idea de ser enterrado vivo es un temor universal. Después de todo, despertarse y ver que estás enterrado vivo, es sin duda una clara sentencia de muerte en la mayoría de los casos. Sin embargo, unas pocas almas afortunadas han sobrevivido a ser enterradas vivas. Sus historias son increíbles cuentos de supervivencia que muestran de lo que es capaz el ser humano.

 

1.- Philomele Jonetre

Philomele Jonetre, una mujer francesa de 24 años de edad, se enfermó de cólera en 1867. Después de unos días de estar enferma, se le dio la extremaunción por un sacerdote y fue declarada muerta. Una hora más tarde, se la metió en el ataud, y seis horas después de que muriera, ya estaba enterrada. 

Cuando los sepultureros terminaron de enterrar a Philomele y ya estaban a punto de volver a casa, escucharon un sonido de golpes desde la tumba. Al darse cuenta de que Philomele todavía estaba viva, corrieron para deshacer todo el trabajo que habían hecho y así poder desenterrarla, además de llamar a un psicólogo inmediatamente.

Cuando el médico examinó a Philomele, pudo oír el latido del corazón débil. También señaló que las heridas frescas en sus manos se correspondían con el tipo de lesiones que pueden aparecer al dar golpes en el ataúd. Su respiración era tan débil que casi no existía, pero el médico fue capaz de revivirla. Se mantuvo con vida hasta el día siguiente, cuando ella falleció, ya sea debido a la cólera o a su terrible experiencia de pesadilla.

Esta vez, todos los involucrados se aseguraron de que estaba realmente muerta.

2.- El hombre de Ferraz de Vasconcelos

Una mujer que vive en el suburbio de Sao Paulo de Ferraz de Vasconcelos tuvo un buen susto en 2013. Ella estaba visitando la tumba de la familia cuando fue testigo de una escena realmente inquietante. Cerca de la tumba, ella pudo ver a un hombre tratando de escapar de su tumba. Ya había liberado sus manos y la cabeza por su cuenta, y ahora él estaba tratando de tirar del resto de su cuerpo fuera de la tierra. 

Los equipos de rescate llegaron al lugar y ayudaron al hombre escapar de su tumba. Los paramédicos lo llevaron al hospital para una evaluación médica, y las autoridades no tardaron en descubrir que era un empleado del ayuntamiento. Nadie sabe exactamente cómo pudo ser enterrado vivo, pero las autoridades piensan que estaba involucrado en una pelea y que él acabo prácticamente muerto por los golpes. De acuerdo con el sobrino del hombre, él sufrió trastornos psiquiátricos graves.

3.- Antony Britton

Hoy en día existen algunos escapistas que tratan de escapar de sus tumbas sin ayuda. Estos escapistas se remontan a Harry Houdini, el famoso mago que realizaba una maniobra similar. Recientemente, el escapista Antony Britton intentó superar a Houdini y casi perdió la vida durante el proceso.

Britton, fue enterrado en una tumba estándar de 2 metros de profundidad. Llevaba esposas, pero en vez de estar metido en un ataúd, el hombre fue colocado directamente en el suelo. Como era de esperar, las cosas salieron mal. Nueve minutos después del entierro, Britton estaba aún bajo tierra, rompiendo el umbral de seguridad que creó con el equipo de emergencia. La tripulación cavó rápidamente, y lograron sacarlo solamente unos minutos antes de que muriera.

En entrevistas posteriores, Britton declaró que su brazo quedó atrapado por la compresión del suelo. El esfuerzo de tratar de liberar su brazo casi le hizo perder el conocimiento. Y lo que es peor, que cada vez que intentaba exhalar, el suelo se apretaba más contra su pecho, por lo que era imposible respirar. Afortunadamente, Britton sobrevivió a la terrible experiencia, y él todavía continua practicando escapismos.

4.- El bebé de Compton

Dos mujeres se llevaron una sorpresa durante un paseo por Compton, California, mientras iban en bicicleta de pista en noviembre de 2015. Mientras iban por su camino, escucharon el llanto de un bebe que procedía de debajo de la tierra. Preocupadas, las mujeres llamaron años oficiales de policía, y cuando las autoridades llegaron al lugar, encontraron a una bebé enterrada bajo un montón de asfalto del carril bici.

El bebé tan solo tenía uno o dos días de edad. Afortunadamente para la niña, los agentes de la policía fueron capaces de recuperarla rápidamente y llevarla a un hospital cercano. Curiosamente, el bebé estaba envuelta en una manta de hospital, mostrando que ella nació en un centro médico. Los detectives que tomaron el caso rápidamente determinaron la identidad de la madre, y las autoridades publicaron una orden de arresto de 500.000 dólares.

La mujer fue finalmente llevada a la cárcel, y ahora se enfrenta a cargos por intento de asesinato y negligencia infantil. Hasta el momento, el bebé se está recuperando bien, pero si esas dos mujeres no se hubieran tropezado con el bebé cuando lo hicieron, la niña no habría sobrevivido.


 

Otros artículos que pueden interesarte:

Si quieres cooperar para que losmasraros.com siga culturizando e investigando, por favor haz un donativo.