1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

Si se ven las noticias actualmente, puede parecer que el mundo está en un muy mal lugar: atentados en París, bombardeos en el Líbano, Turquía casi a punto de iniciar la Tercera Guerra Mundial por el derribo de un avión de combate ruso. A veces, puede parecer que nada va a penetrar la oscuridad. Pero eso no es exactamente así. Mira detrás de los titulares sobre el miedo, la carnicería, y la muerte y encontrarás otras noticias, que aportan al mundo esperanza, paz, y valor humano. No estamos diciendo que el mundo es un cuento de hadas, con todos felices. Estamos diciendo que tal vez es hora que veamos que también hay buenas noticias y oportunidades.

 

1.- Hemos reducido a la mitad la mortalidad infantil desde 1990

En muchos sentidos, 1990 parece muy cerca de nuestro propio tiempo. Por un lado, hay una gran probabilidad de que las próximas elecciones se repita el enfrentamiento de Clinton/Bush que ya pasó en 1992. En otros aspectos, 1990 parece lejano. Ese año, las cifras mostraron que 12,7 millones de niños menores de cinco años murieron en todo el mundo. Actualmente, en 2015, hemos reducido ese número a menos de seis millones por primera vez en historia.

Ese es un descenso del 53 por ciento en 25 años, un logro impresionante en cualquier medida. En algunos países, la escala de logro ha sido aún mayor. En Bangladesh, la tasa de mortalidad infantil cayó con un asombroso 72 por ciento entre 1990 y 2012. En Timor Oriental, cayó un 67 por ciento ligeramente inferior, pero sigue siendo impresionante. En el caso de que esas estadísticas no te digan nada, lo pondremos en términos más emocionales: Gracias a nuestros esfuerzos como especie, millones y millones de niños están vivos hoy en día que de otro modo estarían muertos. 

Aún así, algunos pueden considerar esto como un fracaso. El objetivo de la ONU era reducir la mortalidad infantil en un 67 por ciento en 2015, lo cual es muy por debajo de lo que hemos conseguido. Pero eso no debería restar valor a lo que todavía es un triunfo fenomenal para la humanidad y una victoria aún mayor para los niños en el mundo en desarrollo.

2.- Hemos sacado a más de un billón de personas de la pobreza extrema

La definición de "pobreza extrema" de la ONU es muy extrema. Para calificarla, tendrías que estar viviendo con el equivalente de menos de 1,25 dólares al día, una cantidad que es lamentable, incluso en países con inimaginablemente bajos costos de vida. En 1990, cerca de dos mil millones de personas se vieron atrapados en esta trampa de la pobreza extrema, lo que representa casi la mitad de la población mundial. Hoy, ese número se ha reducido a 836 millones, o menos del 15 por ciento de los seres humanos del mundo. 

Esto es importante porque vivir en la pobreza extrema es una mierda de verdad. Recientemente hubo un ensayo fotográfico en movimiento que siguió a los niños que tratan de vivir con un dólar al día. Una niña de ocho años de edad, tuvo que pasar cada día cavando a través de un vertedero tóxico recogiendo chatarra, a la vez que lloraba por el dolor insoportable de vivir con la malaria. Un niño de dos años en la India murió de hambre deliberadamente por la desnutrición por culpa de sus padres para obtener la simpatía mientras estaban pidiendo. Todos ellos vivieron vidas de privación que incluso los más pobres de entre nosotros no se podrían imaginar. 

Gracias a un trabajo en equipo global impresionante, ahora hay casi dos mil millones menos personas que se ven obligadas a experimentar este tipo de dificultades a diario. Los que quedan se concentran en gran medida en cinco países: India, Nigeria, China, Bangladesh y la República Democrática del Congo.

3.- Cada vez más cerca de alcanzar la educación universal

Si quieres salir adelante en la vida, tienes que obtener una educación. Es tan simple como eso. Las ganancias semanales sobre la edad de 25 se elevan casi perfectamente en línea con el nivel de logro educativo, por lo que las noticias recientes acerca de la educación son tan buenas. A partir del 2015, estamos bien encaminados para lograr la educación casi universal. 

En 1990, el 20 por ciento de los niños de las regiones en desarrollo no recibían ningún tipo de educación. No sabían leer, escribir, ni incluso concebir de ir a algún lugar tan exótico como una escuela. Hoy, ese número asciende a sólo el 10 por ciento, lo que significa que 9 de cada 10 niños en el mundo en desarrollo están recibiendo la oportunidad de mejorar drásticamente sus oportunidades en la vida. En algunos casos, las mejoras han sido extrema. El norte de África, América Latina, el Caribe, Asia Oriental, Asia Sur-Oriental, el Cáucaso y Asia Central tienen ahora alrededor del 99 por ciento de sus niños en la educación primaria. 

En 2015, tenemos la población mundial más alta educada en la historia. Como resultado, estos niños están creciendo para ser innovadores en sus países de origen, sacudiendo las economías moribundas, generando puñados de dinero en efectivo, y con ello sacando de la pobreza a muchas otras personas.

4.- La vida de las mujeres sigue mejorando drásticamente

Viviendo en la igualdad entre los amantes del oeste, es fácil olvidar que la discriminación de género es una cosa terriblemente real en algunos países. A nivel mundial, alrededor de un tercio de todas las mujeres todavía sufren violencia física o sexual, y los crímenes de honor siguen siendo un hecho deprimente de la vida. Sin embargo, estos hechos tristes ocultan una verdad innegable. A escala mundial, la vida de las mujeres está mejorando drásticamente.

Entre 1990 y 2013, la mortalidad materna en todo el mundo cayó en un 45 por ciento. Al mismo tiempo, la esperanza de vida femenina se elevó a un promedio mundial de 72 años. Más mujeres entraron a realizar trabajos de fuerza. Más chicas se quedaron en la escuela. La edad para contraer matrimonio se elevó, y el hecho de casarse de niña ha empezado a convertirse en algo del pasado. Incluso en los EE.UU., ha habido mejoras notables. Entre 1994 y 2012, la tasa de violencia doméstica no fatal se redujo en un asombroso 63 por ciento.

Aún así, todavía hay un largo camino por recorrer. Pero está claro que la tendencia general es en una dirección positiva.


 

Si quieres cooperar para que losmasraros.com siga culturizando e investigando, por favor haz un donativo.