Actos heroicos que se hicieron desobedeciendo órdenes
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

En el ejército, se les enseña al personal a obedecer siempre las órdenes legítimas de sus superiores. A su vez, a los comandantes militares se les enseña el peso de esas órdenes y cómo pueden influir en sus vidas, ya sea para salvarlas o perderlas. A lo largo de la historia, hombres y mujeres han seguido las órdenes de combate, pero a veces, se da una orden y la persona no la obece, ya que decide que su vida es menos importante que la vida de otros. Aquí exponemos algunos de los actos de valentía que se realizaron cuando alguien decidió que la orden que se les dio no valía la pena el costo potencial de su compañeros combatientes, civiles, o la humanidad.

 

1.- Sargento Dakota Meyer, Marine de los estados Unidos.

El Sargento Meyer estaba sirviendo en Afganistán en 2009, donde, en la batalla de Ganjigal, fue instruido por su comandante para ignorar una llamada de socorro debido a la orden de replegarse. Cerca de 100 soldados estadounidenses fueron inmovilizados por el fuego enemigo y se les negó en repetidas ocasiones el apoyo de artillería. El Sargento Meyer se dio cuenta de que la posibilidad de supervivencia de esas tropas era poco probable y tomó el asunto en sus propias manos.

Después de que su comandante dicho le ordenase quedarse atrás con los vehículos de la unidad, Meyer se negó a seguir esa orden y se metió en un Humvee con su chofer . Bajo un intenso fuego enemigo, Meyer entró y salió de la zona de batalla en cinco ocasiones y fue capaz de salvar la vida de más de una docena de compañeros marines. El sitio web de Meyer describe sus acciones: 

A lo largo de las cinco horas, él entro y salió repetidas veces. Utilizó una gran variedad de ametralladoras, fusiles, lanzagranadas, y hasta una roca, Meyer esquivó repetidamente los ataques enemigos, llevó soldados heridos afganos a la seguridad, y cubrió a docenas de personas para que pudieran escapar.

Por sus acciones heroicas en el frente y a pesar de su negativa a seguir las órdenes de su superior, el sargento Dakota Meyer fue galardonado con la Medalla de Honor.

2.- Teniente Coronel Stanislav Petrov. Unión Sovietica.

Si no recuerdas la época de la década de 1980, esta fue cuando Estados Unidos y la Unión Soviética se enfrentaron en una guerra termonuclear, entonces todos tenemos una deuda de agradecimiento con el teniente coronel Stanislav Petrov Yevgrafovich. El Coronel Petrov estaba a cargo del centro de mando para el Sistema de Alerta Temprana Oko nuclear cuando, el 26 de septiembre de 1983, desobedeció una orden permanente para informar del posible lanzamiento de misiles nucleares estadounidenses a su mando, sospechando que se trataba de una falsa alarma.  Lo fué.

Petrov sabía que si alertaba a sus superiores, probablemente pdirían una represalia con misiles nucleares y comenzaría la III Guerra Mundial. Debido a su capacidad de pensar en sus pies y suponer la amenaza de ser una falsa alarma, salvó con eficacia todo el mundo de la aniquilación nuclear. El incidente puso de manifiesto un defecto en el sistema de misiles de alerta de la Unión Soviética y ayudó a evitar situaciones futuras. A Petrov no se le otorgó nada ni fue castigado por su incumplimiento de las órdenes, pero es recordado como el hombre que impidió una guerra nuclear.

3.- General Dietrich von Choltitz

El General Dietrich von Choltitz tomó el mando de la ocupación nazi de París el 8 de agosto de 1944. Cuando lo hacía, Hitler le dijo que debía estar preparado para destruir todos los monumentos religiosos e históricos de la ciudad caída de los aliados. En ese momento, las fuerzas aliadas de los Estados Unidos, Gran Bretaña, y los combatientes de la resistencia francesa se acercaban a la ciudad. 

París se rindió el 25 de agosto sin un monumento o edificio destruido. En sus memorias llamadas “Is Paris Burning?” Choltitz escribió qese titulo ya que es lo que Hitler le preguntó a él, pero a sabiendas de que la ciudad estaba perdida, él no quería causar mayor destrucción, derramamiento de sangre, ni más daño. Por eso Choltitz se negó a seguir las órdenes del Führer. "Si por primera vez desobedecí, era porque sabía que Hitler estaba loco." Choltitz arriesgó la vida de su familia y la suya misma por mentir al jefe de personal, que le informaba de que la destrucción de París había empezado.

De acuerdo con Choltitz y su hijo, estos eventos se jugaron tal como dijo. Los franceses nunca han aceptado estas demandas y en su lugar han insistido en que más de 2.000 combatientes de la resistencia francesa liberaron la ciudad. A pesar de que los franceses insisten en que fueron los propios parisinos quienes salvaron a la ciudad, es evidente que Choltitz fue rechazo la orden de destruir la ciudad de las luces, aunque tuvo la oportunidad de hacerlo. Es posible que haya optado por ignorar la orden de Hitler por sus propias razones, pero el hecho es que las órdenes no se llevaron a cabo, y París sigue siendo un centro de arte y cultura para el día de hoy.

4.- Comandante General Daniel Edgar Sickles. Batalla de Gettysburg.

Éste es  uno de los polémicos historiadores de la Guerra Civil y lo ha sido desde la batalla de Gettysburg. El General Sickles fue comandante del Tercer Cuerpo al mando del general George Meade durante la batalla de Gettysburg en 1863. Después de que nos dijeron que mover la unidad a Little Round Top, Sickles se negó y en cambio movió a sus hombres a Peach Orchard, donde estaban casi destruidos.

Con las fuerzas de la Unión en el campo de trigo, los confederados, bajo el mando del general James Longstreet, iniciaron un ataque. Las pequeñas fuerzas de la Unión estaban casi destruidas en el ataque. A pesar de que su desafío de las órdenes condujo a la muerte de muchos de sus hombres, la elección del general Sickles para luchar en la huerta en vez de las pequeñas colinas para una contraofensiva a lo largo de los flancos de los confederados que atacaban para continuar, de esta forma se enrutaba a los rebeldes y ayudando a ganar la batalla.

El General Sickles fue herido en la batalla y perdió una pierna, que donó al Museo Médico del Ejército en Washington, DC. Él pasó muchos de sus años restantes defendiendo sus acciones como un papel decisivo en la derrota de la Confederación en Gettysburg. Fue galardonado con la Medalla de Honor y ayudó a preservar el campo de batalla en Gettysburg para su uso como cementerio y lugar histórico nacional.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar