Saber tu futuro genético no cambia el comportamiento de la gente
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

Las personas no podemos cambiar los genes, pero si que se puede cambiar el comportamiento, ¿verdad? Pues bien, un nuevo estudio revela que las personas que tienen como resultado en sus test genéticos que tienen mayor riesgo de cáncer de pulmón o enfermedades del corazón, dice que no es probable que cambien sus comportamientos de salud de todos modos.

 

Investigadores ingleses descubrieron que proporcionar a las personas con información acerca de su riesgo genético estimado en el desarrollo de ciertas enfermedades, como la diabetes, el cáncer de pulmón, cáncer de piel o enfermedades del corazón, no provoca prácticamente ninguna variación sobre su comportamiento relacionado con la salud.

Los resultados de las pruebas genéticas no son un factor que motive a la gente a cambiar sus hábitos de estilo de vida, sobre todo cuando se trata de dejar de fumar y hacer más ejercicio, según el estudio.

Por ejemplo, los fumadores que descubrieron que tenían un mayor riesgo genético de desarrollar cáncer de pulmón no estaban más motivados para dejar de fumar que los que no se les dijo nada de eso. 

Y diciendo a los hombres y mujeres de mediana edad que eran más propensos a desarrollar diabetes no pareció ser razón suficiente para animarles a comenzar un programa de ejercicio regular, según el estudio.

Estos resultados no son sorprendentes, dijo Theresa Marteau, autora principal del estudio y profesora de comportamiento y la salud de la Universidad de Cambridge en Inglaterra. Otros estudios han demostrado que la comunicación de información sobre el riesgo percibido en general, tiene un pequeño impacto en los tipos de comportamientos de salud que fueron evaluados en este estudio de revisión, a saber, el tabaquismo, la inactividad física y la dieta, dijo. 

En el estudio de revisión, los investigadores analizaron los datos obtenidos de 18 estudios diferentes de más de 6.100 adultos de entre 30 y 56 años. Este estudio se dividió en dos grupos: El grupo de participantes que recibieron estimaciones personalizadas, basadas en el ADN de su riesgo de enfermedad de las condiciones cuyo riesgo podría ser reducido en un cambio de comportamiento; Y por otro lado un segundo grupo que no sabía nada sobre su riesgo de enfermedades después de hacerse las pruebas genéticas.

Pruebas genéticas personalizadas

Las compañías que ofrecen la "medicina personalizada" o venden servicios de pruebas genéticas para los consumidores pueden motivar a la gente a cambiar sus comportamientos y beneficio de su salud.

Pero los nuevos hallazgos sugieren que este no es el caso.

La razón puede ser que las personas no están motivadas para hacer cambios que puedan reducir su riesgo de amenazas a largo plazo, tales como la posibilidad de desarrollar diabetes en los próximos 10 años, dijo a Marteau.

Ella dijo que otra razón por la cual las estimaciones de riesgo pueden no tener mucha influencia, se debe a que el comportamiento que se tiene que cambiar es uno que es de rutina o habitual, como comer galletas con café. Entonces es fácil seguir haciéndolo porque es algo habitual y además, en este caso, es barato y se puede conseguir fácilmente.  

"La información es, a lo sumo, una intervención débil para cambiar el comportamiento", dijo Marteau.

Los resultados de esta revisión no proporcionan evidencias suficientes para apoyar el uso de las pruebas genéticas personalizadas como parte de las políticas para cambiar el comportamiento de las personas para prevenir las enfermedades comunes y complejas, tales como la diabetes, enfermedades del corazón y muchas formas de cáncer, dijo.

En lugar de confiar en la información para ayudar a cambiar el comportamiento de la gente en una escala lo suficientemente grande como para prevenir enfermedades crónicas, un enfoque bastante más eficaz sería cambiar las señales en el entorno más sano para hacer ese comportamiento más probable, dijo Marteau.

Por ejemplo, esto puede implicar poner cigarrillos en paquetes eliminando cualquier señal de marca que pueda atraer a los niños, o incluso colocando la comida en platos más pequeños para reducir la cantidad ingerida en las comidas.

Sin embargo, aunque la información de las pruebas genéticas puede tener poco efecto en el cambio de comportamiento de la salud, si que puede tener otros beneficios, anotó.

Las pruebas pueden tener un papel importante en la división de las poblaciones por su nivel de riesgo, de manera que las personas con mayor riesgo de una condición dada, se les podrían ofrecer tratamiento, como la cirugía o la medicación, o incluso que se hicieran pruebas de detección más frecuentes para ayudar a reducir su riesgo, dijo Marteau. 

Los resultados de las pruebas podrían complementarse con la oferta de programas para cambiar el comportamiento de manera eficaz, tales como los programas para dejar de fumar que utilizan una combinación de estrategias de comportamiento y farmacológicos, o los programas de pérdida de peso comerciales.

La gente va a ver los kits de pruebas de genética y pueden querer comprarlos para conocer sus riesgos en las diferentes enfermedades, y algunos pueden adquirir la prueba, pensando que va a motivarlos a cambiar su comportamiento, dijo Marteau.

Sin embargo, ella aconseja que, "el comprador tenga cuidado." Los consumidores deben entender que la evidencia científica sugiere que es bastante poco probable que se cambie el comportamiento de salud al realizarse estos test.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar