La ansiedad puede poner el pelo gris a los perros
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

Al igual que el pelo humano, el pelo de los perros puede ponerse gris si pasan por momentos difíciles, según ha explicado un estudio.

 

Los perros jóvenes cuyos dueños los calificaron como ansiosos e impulsivos tenían más probabilidades de tener los bozales (la zona de la boca, bigote…) prematuramente grises, en comparación con los perros que no eran considerados como ansiosos o impulsivos.

"Basado en mis años de experiencia observando y trabajando con perros, he sospechado que los perros con niveles más altos de ansiedad e impulsividad también muestran aumento de la grisura del hocico", investigador principal del estudio, Camille King, quien obtuvo su doctorado en Northern Illinois University Adults y Educación Superior en 2011 y ahora tiene su propia práctica de comportamiento animal en el área de Denver.

Para investigar este hecho, los investigadores viajaron a diversos parques de perros, clínicas veterinarias y otros lugares en Colorado, dando cuestionarios a los propietarios de 400 perros. Después de que los propietarios respondieran a ese cuestionario de 42 preguntas sobre el comportamiento de sus perros, la edad y la salud, los investigadores hicieron dos fotos a cada perro.

Los investigadores excluyeron a los perros con pieles de color claro, ya que el color de la piel hacía difícil discernir si los perros tenían un hocico gris. También excluyeron a los perros que no tenían entre 1 y 4 años, ya que los perros más viejos podrían tener piel gris simplemente por envejecimiento, dijeron los investigadores.

Para medir el nivel de ansiedad de cada perro, los investigadores hicieron preguntas sobre el comportamiento de la mascota, incluyendo si el perro destruía las cosas cuando se quedaba solo, si el perro tenía pérdida de cabello durante los exámenes veterinarios o cuando entraba en nuevos lugares, etc.

Para evaluar la impulsividad, los investigadores preguntaron si los perros saltaban sobre la gente, si se podían calmar, si tenían una pérdida de foco y si eran hiperactivos después del ejercicio. Después, dos evaluadores independientes que nunca habían conocido a los perros clasificaron cada foto en una escala de 0 a 3, con 0 indicando que no había grisáceo en el hocico y 3 que indicaban un gris completo.

El pelo de color gris

Los perros de sexo femenino tendieron a tener mayores niveles de color gris que los perros machos. Por otra parte, los perros que mostraron temor hacia ruidos fuertes y hacia animales y gente desconocidos, también tenían un aumento de gris, dijeron.

Por el contrario, el gris no tenía nada que ver con el tamaño del perro, ni con la esterilización, ni con problemas médicos. 

"Al principio, yo era un poco escéptico de la hipótesis", dijo el co-investigador del estudio Thomas Smith, profesor en la Facultad de Educación de la Northern Illinois University. "Sin embargo, cuando analizamos los datos, los resultados fueron bastante sorprendentes".

Otros estudios han demostrado que el estrés puede alterar el color del pelo. Un ejemplo está en los mismos presidentes del gobierno, aunque todavía no está claro si se les pone de color gris debido debido a los altos niveles de estrés o a la genética.

Aun así, otro estudio demuestra que el estrés puede alterar el crecimiento del cabello en los ratones, según un estudio de 2006 en la revista Experimental Dermatology. Y el estrés se asocia con el envejecimiento acelerado en los ratones, según publicó un estudio de 2014 en la revista Current Pharmaceutical Design.

Los hallazgos de los perros tienen aplicaciones prácticas, señalaron los investigadores. Si las personas que trabajan con perros jóvenes con hocicos de color gris prematuramente, podrían alertar a los propietarios que el perro podría estar experimentando problemas de ansiedad, impulsividad o miedo. Si es necesario, los perros podrían inscribirse en programas de modificación de comportamiento.

"Este es un estudio original y único que tiene implicaciones para el bienestar del perro", dijo el co-investigador del estudio Temple Grandin, profesor de ciencias animales en la Universidad Estatal de Colorado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar