Habilidades increíbles de algunos animales
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

A los amantes de la naturaleza no hace falta que se les diga que los animales pueden hacer cosas realmente sorprendentes. Sin embargo, algunas habilidades son simplemente increíbles. Desde la afilada memoria en algunas especies, hasta la empatía en las hormigas, ranas que se desvanecen, y ecos de la inmortalidad.

 

1.- El insecto fotógrafo

No esperes ver un escarabajo de estiércol en cualquier lugar. Son estos pequeños insectos los mayores amantes de la fotografía, bueno, de su propio tipo de fotografía.

Los escarabajos de estiércol hacen un pequeño baile en la parte superior de la bola de caca que forman, y es durante ese momento cuando se toman mentalmente "instantáneas" del cielo. Los investigadores creen que lo hacen para determinar su posición y que la danza crea una memoria de su entorno terrestre y celeste.

Después de eso, dejan la bola y pueden viajar en una línea recta. Durante mucho tiempo, se ha sabido que estos insectos, los escarabajos del estiércol, utilizan la luz de la Vía Láctea para encontrar su camino. Sin embargo, los escarabajos ahora muestran capacidades de navegación más avanzadas. Durante su baile, estos insectos astrónomos crean una memoria interna de las posiciones del Sol, la Luna y las estrellas. A continuación, utilizan esta imagen almacenada para viajar a donde quieren ir.

Sigue siendo un misterio saber si utilizan otras maneras de trazar su posición. Hasta ahora, no se ha encontrado ninguna otra. Ciertamente no utilizan cualquier otra cosa que les haría la vida más fácil. Incluso cuando el cielo está completamente oculto detrás de las nubes, los escarabajos del estiércol no siguen las señales del paisaje como la mayoría de otros insectos hacen.

2.- La increíble velocidad de las serpientes

Para la mayoría, las serpientes tienen un grado variable de factor de enloquecimiento. Los colmillos envenenados, demasiadas películas de terror infestadas por serpientes, miradas zombie aterradoras, etc. Ahora hay un nuevo punto de vista para estos reptiles, y es suficiente para asustar (o fascinar) todavía más.

Las serpientes pueden acelerar más rápido que los pilotos de combate. Durante un estudio que incluyó tanto a las serpientes venenosas, como a las más amigables, revelaron la verdad aterradora de su velocidad.

Eligieron 14 serpientes de rata de Texas. Dos especies de víboras, seis mocasines occidentales, y 12 serpientes de cascabel diamante del oeste, a las que también habían filmado sus ataques. Es por eso que descubrieron que incluso cuando se lleva un traje especial para contrarrestar la gravedad, un piloto de combate va a 9Gs, es decir, nueve veces la fuerza de la gravedad. Sin ningún efecto detectable sobre sus cuerpos escamosos, una serpiente puede desencadenar un ataque hasta 28 Gs.

Todas las serpientes en el estudio, literalmente, golpearon más rápido que la velocidad en la que un párpado humano pestañea. Cuando se las provoca, llegan a lanzarse y morder a una velocidad de entre 50 y 90 milisegundos. Nos lleva a 200 milisegundos a parpadear.

3.- Cambio de texturas en algunas ranas

Una nueva rana descubierta en los Andes está mostrando un rasgo muy raro. Y es que es capaz de cambiar de camuflaje, incluyendo las texturas.

Durante una búsqueda nocturna en 2009, una rana se ganó el apodo de "punk" y atrajo la atención de los investigadores. Cuando fueron a por ella al día siguiente, se llevaron la sorpresa de su vida. Le habían desaparecido las espinas y la piel de la rana era tan suave como la copa que sostenía.

Confusos, los investigadores pensaron que de alguna manera las ranas habían sido cambiadas. Los investigadores pusieron musgo en el recipiente, e increíblemente, las espinas volvieron a aparecer en cuestión de minutos. Parece que estas ranas son especialmente hábiles para camuflarse en una mata de musgo.

La habilidad de cambiar de forma de esta manera nunca antes había sido expuesta por cualquiera otro anfibios. Si bien es alucinante ver que son capaces de robar la textura de su entorno, esto ha podido ocasionar problemas con los investigadores a la hora de identificar otras especies. Especialmente aquellas conocidas de las que se tienen pocas muestras conservadas, ya que también podrían haber tenido esta capacidad oculta para parecerse a dos ranas diferentes. 

4.- La inmortalidad

Las hidras han vuelto, esta vez con la clave de la inmortalidad en sus diminutos tentáculos. A diferencia de los humanos, las hidras regeneran constantemente sus cuerpos con células madre. Estas células se pueden dividir y convertirse en cualquier tipo de cuerpo perfecto para la renovación y así sanarse.

Cuando el biólogo Daniel Martínez escuchó sobre el supuesto potencial inmortal de las hidras, se dispuso a demostrar lo contrario. En el proyecto participaron casi 2.300 hidras, manteniéndolas en condiciones máximas de agua y con alimentación de comidas de calidad para cada individuo. Esto sirvió para ver si alguna se desplomaba incluso cuando se cumplía con todas sus necesidades. 

Cada año, aproximadamente 1 de cada 167 hidras mueren mientras que el 80 por ciento del resto florece y no muestra disminución de la fecundidad. A pesar de que la muerte es parte de la naturaleza, en este caso la mayoría de muertes eran a causa de los depredadores y los factores ambientales, el estudio mostró que las hidras no muestran signos de envejecimiento en condiciones ideales. De hecho, algunas de ellas pueden vivir para siempre.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar